Tarta de Galletas Helada

  • Tarta de Galletas

    Tarta de Galletas

  • Tarta de Galletas Thermomix

    Tarta de Galletas
    Thermomix

  • Tarta de Galletas de la Abuela

    Tarta de Galletas
    de la Abuela

  • Tarta de Galletas y Nata

    Tarta de Galletas y Nata

  • Tarta de Galletas y Café

    Tarta de Galletas y Café


  • "Tarta de Galletas Helada"

    Receta de Tarta de Galletas Helada





    Una forma diferente de hacer la tarta de galletas es la que os presentamos a continuación. Esta vez haremos una tarta de galletas helada, ideal sobre todo para las épocas de calor, aunque se puede comer todo el año.

    Ingredientes:

    - Galletas cuadradas, un paquete
    - Chocolate negro para postres, una tableta
    - Nata, medio litro
    - Leche condensada, 1/4 de kilo
    - Café, una tacita
    - Leche entera, 110 ml
    - Maicena, 50 gramos


    Preparación:

    Si te gusta la tarta de galletas tradicional, verás cómo vas a disfrutar preparando y comiendo esta rica tarta de galletas helada, que normalmente se preparar en épocas calurosas, pero sirve como un estupendo postre o merienda todo el año. Vamos con el detalle de la preparación.

    Antes de empezar a hacer la tarta prepararemos el café, ya que nos interesa que esté recién hecho para que le dé un buen sabor a la tarta. Necesitaremos una tacita, a la que le agregaremos una cucharadita de azúcar. Por otro lado vamos a poner la leche a calentar en un cazo, y añadiremos la tableta de chocolate y la maicena para derretirlo todo junto. Cuando hierva lo retiramos del fuego y reservamos.





    A continuación vamos a montar la nata, para lo que la misma debe estar muy fría, lo que ayudará a facilitar que se monte rápidamente. Hacedlo con unas varillas con paciencia, hasta conseguir una nata con una buena consistencia. Una vez la tengáis montada, se le añade la leche condensada y se remueve lentamente para mezclar bien ambos ingredientes.

    Con todos esos pasos ya realizados, vamos a forrar el molde que vayamos a emplear para la tarta, para lo que podemos emplear papel de aluminio o transparente, con lo que nos será más fácil desmoldar la tarta a la hora de servirla. Es interesante que el molde sea amplio y alto, para poder colocar bien las capas de la tarta y que no quede demasiado baja.



    Empezamos echando primero la mezcla de nata montada y leche condensada, que cubra bien toda la base del molde. Sobre esa capa iremos colocando las galletas, que previamente mojaremos un poco en el café, lo suficiente como para que se humedezcan, pero sin que se empapen. Sobre las galletas echaremos otra capa de nata, y luego otra de galletas, así hasta acabar con una capa de nata al final.

    Cubrimos el molde por arriba y metemos en el congelador durante al menos 3-4 horas. Pasado ese tiempo, se desmolda con cuidado y vertemos por encima el chocolate que dejamos fundido, que debe estar bien frío. Volvemos a meter en el congelador un par de horas más o tres y después ya se puede sacar para servir.