Tarta de Galletas y Almendras

  • Tarta de Galletas

    Tarta de Galletas

  • Tarta de Galletas Thermomix

    Tarta de Galletas
    Thermomix

  • Tarta de Galletas de la Abuela

    Tarta de Galletas
    de la Abuela

  • Tarta de Galletas y Nata

    Tarta de Galletas y Nata

  • Tarta de Galletas y Café

    Tarta de Galletas y Café


  • "Tarta de Galletas y Almendras"

    Receta de Tarta de Galletas y Almendras





    Esta tarta de galletas y almendras la vamos a preparar en caliente, empleando el horno, de forma similar que preparamos un bizcocho, pero usando galletas para hacer la tarta. Verás que el resultado merece la pena.

    Ingredientes:

    - Huevos, 4 de tamaño mediano
    - Nata, un litro
    - Galletas, 12-15 unidades
    - Azúcar, 200 gramos
    - Almendras picadas, unos 180 gramos


    Preparación:

    Preparar esta tarta de galletas y almendras es bastante sencillo, en pocos pasos la podemos tener preparada. Antes de comenzar a hacer la tarta, vamos a encender en el horno y lo ponemos a 180ºC, para que alcance esa temperatura mientras hacemos la receta. También vamos a tener preparado el molde para hornearla. Si usas un molde que no sea de silicona, tendrás que untar las paredes y base con mantequilla y luego espolvorear harina sobre la misma, para que no se pegue al hornear.

    Y comenzando ya con la receta, lo primero que hay que hacer es trocear las galletas en pequeños trozos. Las echamos en un vaso para batidora, junto a los huevos, el azúcar y la nata, y vamos a batirlo todo hasta que nos quede una masa cremosa y homogénea. Esta mezcla la vamos a verter sobre el molde que teníamos preparado, y por encima le echamos las almendras picadas.

    Una vez el horno alcance la temperatura deseada, metemos el molde relleno y horneamos durante unos 40-45 minutos más o menos. Cuando pase ese tiempo, pinchamos el interior de la tarta para ver si está bien hecha. Pincha con un cuchillo por ejemplo, y si sale limpio, la tarta está lista para sacar, y si sale manchado, aún debemos dejar que se hornee un poco más.





    Cuando saques el molde del horno, deja unos minutos que se temple a temperatura ambiente y luego quita el molde y deja que la tarta se enfríe encima de unas rejillas. Una vez esté fría del todo, pues servirla directamente o meterla antes un rato en el frigorífico, como prefieras. Y a disfrutar de esta merienda tan estupenda.